plastic-bottles

17 de mayo, una fecha dedicada a grandes luchas

El día de hoy conmemoramos dos tipos de luchas, si bien son distintas entre sí, dependemos de su normalización para seguir viviendo nuestras vidas. Suena algo dramático, pero tú sígueme la corriente y veamos a dónde nos lleva. 

El 17 de mayo se celebran dos asuntos muy importantes: el primero es el Día Internacional del Reciclaje, este fue marcado en nuestros calendarios por la UNESCO, con el fin de que entendiéramos la importancia de reciclar, haciendo un ejercicio de concientización y promoción entre las personas. 

El hecho de reciclar implica un ejercicio de entender el valor de las cosas, todos los materiales que se utilizan para hacer un objeto, por ejemplo una botella de plástico, tiene que pasar por una serie de procesos que requieren la extracción de recursos, el uso de agua, energía y la emisión de gases para convertir la materia prima en el producto final. El reciclaje nos permite reutilizar materiales, disminuyendo así esa extracción de recursos, gasto de agua, energía y emisión de gases. 

Tomada por Hans, disponible en pixabay.com

Cuando digo que el reciclar nos permite entender el valor de las cosas, me refiero a la idea de ser conscientes de todos estos procesos que menciono, de la finitud de los recursos naturales, de la necesidad de actuar para que las cosas no empeoren, ahorrando y empleando de la mejor forma posible la materia prima que ya extrajimos y todo lo que esto conlleva. 

La segunda celebración de gran importancia es el Día Internacional contra la Homofobia, la Transfobia y la Bifobia. Actualmente hablamos de esta celebración gracias a la ONU que actuó a través de la Asamblea General de la Organización Mundial de la Salud, donde fijaron el 17 de mayo con dicha celebración para conmemorar que un día como hoy, hace 32 años, se dejó de entender la homosexualidad como una enfermedad mental. Este día se dedica al respeto por la comunidad LGBTIQ+, reconocer sus derechos, porque la orientación sexual y la identidad de género no hace a nadie menos que a otros. 

Tomada por Jaxor84, disponible en pixabay.com

En un principio les mencionaba que el normalizar estas prácticas era de suma importancia para seguir con nuestras vidas, y lo sostengo, no podemos seguir en un mundo en el que algo tan personal como con qué género te identificas o hacia quién te sientes atraído determine tus posibilidad en la sociedad, o inclusive, determine tu seguridad. 

Es absurdo ver lo cerrados que podemos ser frente a estas cosas, las cuales determinan el bienestar emocional, físico y psicológico de tantas personas. Escribo normalizar, porque espero que lleguemos pronto a un futuro en el que no haya ni siquiera que luchar por estas cosas, porque se han convertido en parte de nosotros y nadie intenta atentar contra otrxs, ni restarles valor. 

En cuanto al reciclaje, pues bueno… simplemente no podemos seguir nuestras vidas y habitando el espacio si ya no hay agua, no hay alimento, no hay recursos; al no reciclar, nos dirigimos precisamente hacia esa dirección, sin importar si te molesta o no lo que hace otra persona con su vida y su sexualidad.

Escrito por: Paula Trujillo Sánchez, comunicadora social y periodista. 

es_MXES
×