¿De verdad ayuda al medio ambiente reducir nuestro consumo de carne?

Conoce el impacto que tiene en el planeta el consumo de carne y cómo disminuirlo

Es natural que el ser humano incluya carne en su dieta. Sin embargo, es necesario moderar el consumo de ésta para mantener el equilibrio con nuestro entorno. De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas, desde la década de los 60 hasta el año 2019, la producción de carne ha aumentado de 70 millones de toneladas a casi 330. Se ha reconocido que este fenómeno ha acelerado el cambio climático.

¿Cuál es el impacto del consumo de carne en el planeta?

La industria ganadera se encuentra dentro de las principales generadoras de gases de efecto invernadero, únicamente detrás de la industria del transporte. Esta misma contribuye a la pérdida de biodiversidad debido a la deforestación para la creación de cultivos o plantas de producción. Además lleva a cabo procesos que requieren de grandes volúmenes de agua.

Se podría describir la cadena de consumo de la industria ganadera como una irresponsable. Esto porque la producción de estos alimentos requiere de un alto consumo energético y de agua, liberando gases de efecto invernadero en el proceso. Posteriormente, se tiene que transportar a diferentes centros de distribución y más adelante a los supermercados. El combustible requerido para las operaciones también emite CO2 y CO2 equivalente. Se debe de tomar en cuenta que estos alimentos se deben de empacar y refrigerar para conservar sus propiedades, tanto el supermercado como el consumidor usarán equipo para mantener las bajas temperaturas. Finalmente, el empaque terminará en la basura. Desafortunadamente, contribuyendo a la contaminación del planeta.

Al ver lo anterior, queda claro que es necesario cambiar nuestros hábitos del consumo de carne.

¿Cómo puedo reducir mi consumo de carne?
1.
 Al ser la carne parte natural de la dieta del ser humano, no se le puede pedir a las personas que paren por completo su consumo. Sin embargo, se pueden tomar acciones para reducirlo y así ayudar al plantea. A continuación, te presentamos 5 consejos para reducir tu consumo carne:

2. Cuida las porciones: consulta con un nutriólogo/a la cantidad de carne que tu cuerpo necesita. También puedes consultar con qué alimentos se puede complementar para obtener todos los nutrientes que requieres después de alterar tu dieta.

3. Planifica un menú: Únicamente compra en el supermercado lo que estás seguro que vas a consumir, conscientemente planea días en los que la carne no sea una opción en tu plato. ¡Utilizarás más tu creatividad en la cocina!

4. Desarrolla hábitos ecológicos: no sólo respecto al consumo de alimentos, es importante tener presente nuestra huella ecológica para poder disminuirla. Hay muchas formas de hacerlo.

5. Infórmate: Conocer los aspectos más importantes sobre el impacto de tu consumo de alimentos (y otros productos) te ayuda a comprender cómo consumir de manera amigable para el ambiente y a realizar planes para desarrollar hábitos ecológicos. Recuerda que lo más importante, difundir la información de fuentes verídicas.


Fuentes: BBC, Greenpeace

× ¿Cómo puedo ayudarte?