Hablando de Tlacuaches

¿Qué tanto conoces sobre los tlacuaches o zarigüeyas?

Grandes cosas se dicen de los tlacuaches tanto ecológica como culturalmente. Estos animales quienes llevaron a cabo grandes hazañas para dotarnos de elementos como el fuego, el pulque, los ríos y demás, son unos grandes aliados que a lo largo del tiempo se han encargado de reforestar los ecosistemas, jugando un papel importante como dispersores de semillas, controlando poblaciones de otros animales que proliferan al no haber zarigüeyas como cucarachas, garrapatas, alacranes e incluso roedores, serpientes o anfibios y que tienen una gran belleza y cualidades sin igual.

Estos increíbles animales llegaron a la Tierra mucho antes que cualquier homínido, siendo millones de años los que ellos han habitado en la Tierra conservando un aspecto físico un tanto prehistórico. Algo maravilloso, es que ellos no han sufrido grandes evoluciones a diferencia de otras especies y desde hace ya tantos años desarrollaron un pulgar oponible, detalle curioso que les permite trepar y sostener objetos ayudándose de su cola prensil.

Otra cosa maravillosa y sorprendente es el corto periodo de gestación de los tlacuaches, ya que ellos pasarán alrededor de 13 días en el útero de la madre, cuando ella de a luz, saldrán las zarigüeyitas que son apenas del tamaño de un frijol sin siquiera tener sus extremidades desarrolladas, se dirigirán a la marsupia de la madre que es una bolsita que contiene todo lo necesario para el desarrollo de las crías donde poco a poquito empezarán a entrar para conectarse con la tetilla de la madre y estarán ahí por varias semanas, hasta que posteriormente ya con sus patitas desarrolladas y un poco de pelos por doquier, comenzarán a asomarse hasta que llegaremos a verles transitando sobre la espalda de su mamá hasta volverse independientes.

A pesar de todos los beneficios que nos brindan, sucede que por años los humanos directa e indirectamente les hemos afectado al terminar con los lugares donde ellos habitaban, forzándolos a una constante adaptación en la urbanización a tal grado que hoy en día es común verlos hurgando en los basureros junto con otros animales silvestres como cacomixtles, mapaches, zorrillos, etc. También, constantemente son afectados de cientos de maneras a raíz de las grandes carreteras que atraviesan sus hogares, son atropellados, desplazados y afectados por todo el ruido que éstas provocan. Por otro lado están los ataques de animales como perros o gatos que las personas abandonan o dejan salir de sus casas sin supervisión y también golpeándolos, “macheteándolos”, pateándolos o haciendo gran cantidad de atrocidades contra ellos sin razón alguna, entre otros factores que sin justificación perjudican a esta especie.

Esto ha provocado que día tras día se vuelva más común el poder encontrarlos en cualquier sitio, sin embargo hoy en día es notoria la participación ciudadana y la empatía generada hacia ellos al querer hacer algo para ayudar, ya que anteriormente cuando se llegaba a ver a algún animal herido, desorientado o que estaba sufriendo algún daño, se era indiferente, sin embargo cada vez hay más personas que al enfrentarse a esta situación, accionan y se acercan a pedir ayuda para poder ser de apoyo para el tlacuache y que este vuelva a ser integrado a la vida silvestre según sea el caso.

Por ello surge Tlacuy, causa que desde hace años al toparse con esta gran problemática, comenzó tratando de concientizar a la población para generar una cultura de respeto ante estos temas, sin embargo, hoy en día se han logrado rescatar a muchos animales que se han enfrentado a situaciones como las antes mencionadas, se han llevado a cabo campañas de concientización, talleres, pláticas, festivales y también se ha concretado una comunidad de personas dispuestas a ayudar conjuntando la educación ambiental con la cultura.

En estos momentos estamos en temporada de reproducción de zarigüeyas, por lo que pronto será común encontrar principalmente madres con sus crías en el marsupio o cargándolos en la espalda, es muy importante que les respetemos para que puedan seguir dándonos todos esos beneficios que nos brindan y nosotros sigamos teniendo el privilegio de observarlos.

Escrito por: Gabriela Silvestre, Lic. en Gestión Ambiental y Educación Básica, miembro de Tlacuy.

× ¿Cómo puedo ayudarte?