Las series y el Cambio Climático

Si eres de las personas que se siente orgullosa de ver maratones en Netflix los fines de semana, tienes que saber esto: estás contribuyendo al cambio climático.

Tal vez te preguntas, ¿cómo se relaciona ver una serie o película en la comodidad de tu casa con la mayor problemática socioambiental de nuestra época?

Sencillo, los dispositivos que utilizamos para nuestro entretenimiento virtual requieren energía para funcionar (televisores, celulares, computadoras, etc.). Asimismo, las plataformas distribuidoras como Netflix, Amazon Prime, YouTube, etc., también requieren energía para llevar su contenido a la nube (sin mencionar los cientos de actividades operativas detrás de esta industria que también utilizan electricidad). La producción de dicha energía genera la emisión de gases de efecto invernadero, principales causantes del cambio climático global.

Datos del think tank francés The Shift Project, revelan que ver un programa de media hora genera la emisión 1.6 kg de CO2, lo mismo que produce un auto a través de 13 km. Los servicios de transmisión contribuyen con aproximadamente el 0.3% de todas las emisiones de carbono a nivel mundial.

Entonces, ¿debemos vivir debajo de una roca y no volver a ver Game Of Thrones? Para nada, solamente se trata de conocer los impactos que generan nuestras actividades y tener el criterio suficiente para tomar mejores decisiones en nuestra vida cotidiana.


Si quieres conocer el reporte completo de The Shift Project, Climate Crisis: the unsustainable use of online video, ingresa aquí:

https://theshiftproject.org/wp-content/uploads/2019/07/2019-02.pdf

Fuentes: The Shift Project; Diario El Espectador.

Escrito por: Jair Rodriguez, Coordinador ambiental de Escuela Promesa

× ¿Cómo puedo ayudarte?