¿Lindo gatito?

En el mundo habitan aproximadamente 1,200 millones de gatos, muchos tienen un hogar y muchos otros, lamentablemente, aún viven en las calles. Hoy vamos a centrarnos sobre todo en los gatos hogareños.

Los gatos se han posicionado como el nuevo mejor amigo de muchas personas por su gran personalidad, carisma y ternura, la cual nos ha hecho decir awww varias veces, incluso viendo videos en internet de sus ocurrencias. 

Tener un gato en casa puede hacernos muy felices; sin embargo no todo es color de rosa, pues hay gatos que aunque tienen un hogar no están todo el tiempo dentro, si no que sus cuidadores los dejan salir a caminar por las calles bajo la idea de que necesitan ser libres.

Aunque esta libertad es parte de su naturaleza también la caza lo es, y ahí es donde empiezan los problemas, pues desde hace miles de años los gatos fueron domesticados y entrenados para erradicar las plagas de roedores y cucarachas, entre otros, pero eso se ha salido de control y han acabado con muchas especies de animales, justamente por su instinto de caza.

Se estima que tan sólo en Estados Unidos los gatos matan cerca de 20 mil millones de mamíferos y 4 mil millones de aves cada año, lo que significa que en promedio un gato hogareño puede matar entre 2 y 3 animales por semana; si contáramos a los gatos ferales o callejeros esta cifra aumentaría exponencialmente.

En México se hizo un estudio similar para calcular el daño que han causado los mininos y se encontró que tan solo en Morelia hay aproximadamente 67,500 gatos con dueño, lo que significa que cazan más de 2 millones de animales silvestres cada año.

Entre los animales más cazados encontramos: ratas, ratones, murciélagos, especies polinizadoras, conejos, lagartijas y otros vertebrados, lo que implica un gran daño al ecosistema, pues todos estos animales juegan un papel ecológico muy importante.

Entonces nos preguntamos, ¿los gatos son los villanos de la naturaleza? La respuesta sería: sí y no, los gatos son naturalmente cazadores y no podemos limitar ese instinto, incluso si colocamos cascabeles en ellos estos no siempre funcionan, ya que los gatos son ágiles para moverse sin hacer ruido y otros animales podrían no identificar el sonido del cascabel como una alerta.

Una gran opción sería capturar y esterilizar a los gatos ferales, al menos al 90% para reducir la población de gatos sin hogar, pero mientras eso sucede podemos mantener en casa a nuestros gatos para mantener a salvo a la naturaleza y a ellos mismos. 

Una opción que se ha contemplado y a veces llevado a cabo es sacrificar a gatos ferales, pero esto, además de cruel, no ha tenido buenos resultados, porque entonces crecen las plagas de ratas. 

Para terminar, recordemos que tenemos un compromiso con ellos, pues son igual de importantes para el ecosistema y también para nuestros corazones. 

Escrito por: Citlalli Marín, educadora ambiental.


Fuente de consulta:

Guzmán, F. (Dic 9, 2021). Gatos domésticos: plaga mundial que amenaza otras especies. Gaceta UNAM. https://www.gaceta.unam.mx/gatos-domesticos-plaga-mundial-que-amenaza-otras-especies/

× ¿Cómo puedo ayudarte?