Todo lo que necesitas saber sobre la energía eólica

El término de energía eólica se utiliza para describir el proceso mediante el cual se genera energía mecánica o eléctrica a partir del viento. La palabra eólico proviene del latin Aeolicus, relativo a Eolo, dios de los vientos en la mitología griega.

El viento puede resumirse sencillamente como aire en movimiento, ocasionado por las variaciones en las presiones atmosféricas, que a su vez, son el resultado del calentamiento desigual en las diferentes regiones de la superficie terrestre y a la rotación del planeta.

El uso de la energía eólica es muy antiguo, podemos verlo en las embarcaciones impulsadas por velas de los sumerios y los barcos egipcios que se desplazaban en el río Nilo hace más de 5,000 años (fig.1).

Fig. 1. Barco egipcio impulsado por la energía del viento. Imagen por BBC.

En el siglo XI, los molinos de viento fueron ampliamente utilizados para la producción de alimentos en Medio Oriente. Para el año de 1180, los molinos eran populares en Europa y llegaron a América junto con los colonizadores para ser empleados en el bombeo de agua y para la molienda de trigo y maíz. 

A pesar de que las turbinas de viento ya eran utilizadas para producir energía desde los años treinta, no fue sino hasta los años setenta cuando tuvieron cabida importante para la generación de energía eléctrica, debido a que el precio del petróleo se elevó y las fuentes de energía renovable, en general, se popularizaron y empezaron a instaurarse en el mercado.

Aerogeneradores

Los aerogeneradores, también conocidos como turbinas eólicas o turbinas de viento, transforman la energía cinética del viento en energía mecánica para emplear tareas específicas como el bombeo, la molienda o, con ayuda de un generador, convertirla en energía eléctrica. Se pueden clasificar en dos tipos: generadores de eje vertical y generadores de eje horizontal (fig 2).

Fig. 2. Aerogenerador de eje vertical (arriba) y aerogenerador de eje horizontal (abajo). Imagen por: LBA Industrial & Renovables Verdes.

La partes más importantes de un aerogenerador son: 

  • Torre: Soporta todos los componentes del aerogenerador y permite que las aspas se encuentren a una altura adecuada donde la velocidad del viento sea elevada y la turbulencia menor.
  • Rotor: Es el encargado de convertir la energía cinética en mecánica, debe contar con un sistema de regulación que le permita tener estabilidad a grandes velocidades 
  • Generador eléctrico: Encargado de transformar la energía mecánica en energía eléctrica.
  • Multiplicador: Le confiere al sistema la capacidad de moverse de manera más rápida mediante el uso de una caja de engranajes.
  • Mecanismo de rotación: Permite que el sistema se encuentre orientado en la dirección del viento en todo momento.

La producción de energía eléctrica a partir del viento es una fuente renovable y no contaminante que no emite gases de efecto invernadero ni gases tóxicos. Los parques eólicos pueden construirse en zonas rurales, lo cual conlleva beneficios económicos para los pobladores. Actualmente existe una tendencia para la instauración de parques eólicos en alta mar, como el inaugurado en septiembre de 2010: “Thanet Offshore Wind Farm” en Inglaterra (fig. 3).

Fig. 3. Thanet Offshore Wind Farm. Imagen por Scoop.it.

Fuente: Takeuchi, N (2014). Energía y medio ambiente. Manual de innovaciones tecnológicas para su mejor aprovechamiento. Universidad Nacional Autónoma de México; Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales. México.

× ¿Cómo puedo ayudarte?