Una invitación para amar

El amor es un sentimiento intenso, es aquel impulso que te acelera el corazón y te lleva en un viaje de emociones constantes que algunas veces son difíciles de explicar. Diversos autores, definen el amor como un sentimiento que procura reciprocidad, es decir, la acción de corresponder a un intercambio que puede ser tangible o no. 

A través de los años, el capitalismo se ha ido apropiando del concepto de amor, para convertirlo en una mercancía. De esta manera, las grandes industrias han transformado algunas fechas importantes, consiguiendo que el amor se vuelva una herramienta que motive al consumo como una idea errónea de afecto.

El mes de febrero, representa una de las épocas más consumistas del año. Durante este mes las personas suelen dar regalos para demostrar amor a su pareja o amigos. Es en esta temporada cuando la industria de la mercadotecnia invade de publicidad ciudades enteras, con anuncios y ofertas deslumbrantes para obsequiar el regalo perfecto.

Tomada por Prawny, extraída de Morguefile.com

Por todas partes se observan flores, chocolates, muñecos de todos los tamaños posibles, globos de mil colores, estancias, joyas y cadenas de restaurantes que prometen ofrecer una cena inolvidable. Todo parece ser encantador y emocionante, las marcas nos prometen momentos únicos, felicidad absoluta y sonrisas al dar obsequios, nada parece interferir en este momento.

Sin embargo, lo que no imaginan las personas es que este breve momento de felicidad, resulta en un gran impacto ambiental que durará años. Todos los lindos regalos pronto se convertirán en residuos, algunos de ellos de manera inmediata y una gran mayoría no recibirán el trato adecuado al desecharse, por lo cual es muy probable que se conviertan en basura.

Los moños, las bolsas y envolturas generalmente son desechados una vez recibido el obsequio, aunque también hay quienes prefieren guardar este tipo de materiales con la intención de reutilizarlos en próximas ocasiones.

Es importante reflexionar sobre la sociedad de consumo y adoptar medidas que disminuyan el impacto generado en el ambiente. Para ello, se puede optar por alternativas como el evitar materiales sumamente contaminantes o difíciles de reciclar como los moños o bolsas de celofán, las cuales son elaboradas con madera, algodón o cáñamo, así como polipropileno (derivado del petróleo).

Otra opción es evitar los papeles decorados y optar por papel reciclado, incluso diseñar tu propia envoltura con periódico, seguro tendrás regalos bastante originales; pero es importante evitar las bolsas plásticas y envolturas de un solo uso.

Extraída de allevents.in

De acuerdo con reportes del Sistema Nacional de Información Ambiental y de Recursos Naturales (SNIARN) en el país se generan 44.6 millones de toneladas de residuos sólidos anualmente, de los cuales solo una parte recibe el tratamiento adecuado mientras que la gran mayoría son almacenados en rellenos sanitarios. De ahí la importancia de Reducir, Reciclar y Reutilizar, ya que con estas pequeñas acciones se puede alargar la vida útil de un sinfín de residuos al mismo tiempo que se evita que se conviertan en basura.

El planeta es bastante generoso, su amor es tan inmenso que cada día te llena de regalos como el respiro que das con la suave brisa de la mañana, el rayito de Sol que da calor a tu mascota, aquellos alimentos que cocinaste junto a tu persona favorita y el agua con la que tomas una ducha antes de dormir. Así que hoy, te invito a amar al planeta cuidando de él.

Escrito por: Ana Laura Huerta, Antropóloga Social y activista


Fuentes: 
Sistema Nacional de Información Ambiental y de Recursos Naturales, “Informe del medio ambiente”, 2015, disponible en https://apps1.semarnat.gob.mx:8443/dgeia/informe18/tema/cap7.html#tema1

es_MXSpanish
× ¿Cómo puedo ayudarte?