Vida de plástico

Existen materiales que han acompañado nuestra evolución humana a lo largo de millones de años, la madera o los metales, podrían ser los más representativos. Sin embargo, los polímeros son otro material que ha estado presente en prácticamente todas las sociedades a lo largo de la historia. 

Los polímeros son cadenas de moléculas que componen una estructura definida,  pueden ser de origen natural o sintético, por ejemplo, un polímero natural puede encontrarse en la piel de un animal que utilizaban para cubrirse de frío nuestro antepasados, mientras que un polímero sintético bien podría ser una botella de PET utilizada por nosotros mismos esta mañana. 

Los plásticos son polímeros sintéticos que han evolucionado y se han transformado de una manera increíblemente significativa en las últimas décadas, al grado que no podemos entender nuestra vida cotidiana sin ellos. Están presentes en la computadora que utilizamos para hacer home office, en el celular que nos mantiene conectados al mundo, en los cubrebocas que utilizamos para protegernos del COVID, e incluso, en contra de nuestra voluntad, en los alimentos que consumimos  (así es, los plásticos llegan a nuestro organismo y se calcula que en promedio consumimos 150 g de microplásticos semanalmente).

Los plásticos se han convertido en uno de los enemigos públicos en los últimos años. Sin embargo, es importante considerar que no todo lo relacionado a ellos es negativo, los plásticos han mejorado nuestra calidad de vida, han evitado la infección de personas en los hospitales, han facilitado la logística y transporte de materiales y han hecho posible grandes avances tecnológicos que hubieran sido prácticamente imposibles sin su uso. La problemática radica en aquellos tipos de plástico que no son realmente necesarios y que, más allá de generar un beneficio, representan una fuente de contaminación que se quedará en nuestro planeta por más de 400 años.

Desde la sociedad civil han nacido una gran cantidad de iniciativas en favor del ambiente, una de ellas es Plastic Free July en una iniciativa internacional que nace a partir de la urgencia de eliminar de nuestras vidas todos aquellos plásticos innecesarios. La campaña busca que todas las personas de la sociedad civil, organizaciones, empresas, escuelas y gobiernos, implementen acciones para reducir la cantidad de residuos plásticos que se generan por sus actividades.

Tú puedes sumarte, no sólo este mes, sino permanentemente con pequeñas acciones como:

  • Utilizar bolsas de tela.
  • Llevar contigo recipientes reutilizables.
  • Rechazar plásticos de un solo uso.
  • Reciclar tus botellas de PET.
  • Comprar productos a granel.

Conoce más en: www.plasticfreejuly.org/ y en www.grupopromesa.mx 

Escrito por: Jair González, Especialista en Desarrollo Ambiental en Grupo PROMESA.


Referencias: 

Pösel, N., Bähr, U., & Kronfeld-Goharani, U. (2017). El problema de los microplásticos. En Atlas de los océanos (1.a ed., pp. 12-13). Fundación Heinrich Böll.

WWF. (2019). ¿Podrías estar consumiendo tanto plástico como el equivalente a una tarjeta de crédito?  WWF. https://wwf.panda.org/es/noticias_y_publicaciones/publicaciones/?348432/Podrias-estar-consumiendo-tanto-plastico-como-el-equivalente-a-una-tarjeta-de-credito-por-semana

Yepes, V. (2016). Evolución histórica de los materiales. Universidad Politécnica de Valencia.

× ¿Cómo puedo ayudarte?