flower, liverflower, hepatica

Conociendo al Bosque Mesófilo de Montaña

¿Eres fanátic@ de los paisajes forestales? Y si no lo eres, a continuación te daremos algunas razones para serlo. 

Uno de los ecosistemas terrestres más importantes, diversos y bellos de México es el Bosque Mesófilo de Montaña (BMM), también conocido como bosque nublado, nubiselva, selva nublada, entre otros. Este ecosistema se caracteriza por la presencia de niebla, por el clima de transición entre el templado y el tropical y por encontrarse en altitudes entre los 600 y 3,100 metros sobre el nivel del mar (msnm). Se ubica preferentemente en las partes altas de la Sierra Madre Oriental, Sierra Norte de Chiapas y la Sierra Madre del Sur.

Gracias a una serie de procesos orogénicos acontecidos hace miles de años, así como de cambios climáticos importantes ocurridos en México, pudo surgir la vegetación del BMM, restringiéndose a superficies aisladas en las partes medias de las montañas como laderas, fondos de barrancas y cañadas, que son el hábitat de una importante cantidad de especies de flora, fauna y hongos (muchas de estas endémicas), el BMM es uno de los ecosistemas forestales más reducidos del país con una superficie estimada de 1.8 millones de hectáreas, a comparación de los bosques de coníferas (12.9 mill de ha) o de las selvas bajas (16.5 mill de ha).

Se estima que en los BMM habitan casi el 10% de las especies de plantas del país, entre las cuales podemos encontrar: pinos, encinos, magnolias, bromelias, orquídeas, así como algunas especies de cactos y suculentas. Además, podemos encontrar especies representativas de los primeros organismos vegetales que se establecieron en el ambiente terrestre: los musgos y las hepáticas (imagen 1), así como otras plantas representativas en la evolución de las plantas: los helechos (imagen 2).

Entre algunos de los organismos representantes de la fauna, habitan una gran diversidad de ranas y salamandras, serpientes, quetzales (con distribución muy limitada en la actualidad), colibríes, murciélagos, osos hormigueros, ratones arborícolas, armadillos, tlacuaches, mapaches, jaguares, escarabajos, hormigas, libélulas, así como una gran variedad de arañas.

Imagen 1. Hepáticas; foto extraída de EcuRed.
Imagen 2. Helechos arborescentes; foto extraída de Centros CONACYT.

Debido a la diversidad biológica  y a los procesos naturales de los bosques nublados, estos aportan una gran cantidad de recursos naturales como: alimentos (si eres amante del café, debes saber que se cultiva en este ecosistema), remedios naturales, leña, fibras u otro tipo de productos que son de importancia económica. También aportan servicios ambientales como: la captura de carbono, cumplen con importantes funciones relacionadas con los ciclos hidrológicos y la recarga de los mantos acuíferos, regulan el clima y son un importante reservorio de genes y diversidad biológica. Todo lo anterior en conjunto, se traduce en los bellísimos paisajes que muestran los Bosques de niebla de México y que se han convertido en espacios de recreación y disfrute estético que han cautivado a miles de personas, especialmente a aquellos que residen en sitios urbanos.

Sin embargo, es uno de los ecosistemas más deteriorados de México por las actividades humanas como la sobreexplotación de recursos maderables y no maderables, extracción y venta clandestina de especies, desmontes para actividades agropecuarias a gran escala y por el cambio climático. Cada vez son más evidentes las presiones antropogénicas sobre los entornos naturales, por lo que en la actualidad hay una tendencia por atender y disminuir dichas presiones, además, cada vez es más frecuente entre los citadinos la inquietud de tener un contacto cercano con los paisajes naturales y su entorno cultural, es aquí donde entra en papel el turismo que ofrece un acercamiento con la naturaleza, pues este puede contribuir a desarrollar una percepción ambiental e influir de forma positiva en la toma de decisiones en torno al cuidado ambiental.  

Es por esto que queremos recomendarte ir a visitar alguno de los bosques de niebla de México para que te dejes conquistar por sus bellos escenarios. A continuación te dejamos una lista de lugares en donde los puedes encontrar:

Escrito por: Cinthya Oviedo, educadora ambiental de Escuela PROMESA.


Referencias

en_USEN
×